El lector por horas

José Sanchis Sinisterra

1998 | 1999

Sala Petita

Del 21 de enero al 14 de marzo de 1999

¿Se puede leer un texto en voz alta y no contagiarle nada de nuestra personalidad? O al revés. ¿Se puede conocer a alguien, su historia, sus sentimientos, partiendo de la manera como lee un texto?
En El lector por horas, José Sanchis conduce su búsqueda de un público inteligente hasta el interior de la obra. Así, Lorena, la chica ciega, construye la realidad a partir de los textos que le lee Ismael, un lector contratado por horas. Por su entonación, por sus pausas, por el volumen de su voz, Lorena decide la vida, los pensamientos y los sentimientos de este lector particular. El público, sorprendido por el contraste entre la información obtenida y la valoración de Lorena, duda y se plantea la forma de acceder a otra realidad.  

Por la voluntad participativa de los auditorios, por su investigación permanente en las fronteras de la teatralidad y por su trabajo de magisterio, Sanchis es uno de los nombres fundamentales de la dramaturgia española contemporánea. Tanto El lector por horas, como Perdida en los apalaches (1990), Dos tristes tigres (1993), Valeria y los pájaros (1992) o Marsal Marsal (1995), son textos destinados a proporcionar una respuesta práctica a determinadas inquietudes teóricas a favor de una dramaturgia de la recepción. Por consiguiente, son materiales de una fuerte carga ideológica: contra el individualismo insolidario proclamado por la posmodernidad, es preciso reencontrar el sentido participativo y solidario de los hombres.